La situación actual demanda Liderazgo – no sólo Management

1276213427106-Nueva_Realidad_y_Desafios

 

Anterior a la crisis global, las empresas operaban en un entorno caracterizado por volúmenes de venta y niveles de rentabilidad “cómodos”, por llamarlo de alguna manera, que permitían convivir con una serie de situaciones, tensiones, insuficiencias, inconsistencias, que en el fluir de las actividades y el crecimiento no eran relevantes.

Situaciones como problemas para manejar gente, diseños que no respondían a lo que se quería resolver, acciones que reflejaban un estilo burocrático de trabajar, flujos de trabajo centrados principalmente en las preocupaciones de la empresa, coordinación deficiente entre áreas y entre ejecutivos encargados de diferentes funciones en la cadena de valor, eran posibles de sobrellevar por cuanto los grandes números, el crecimiento en términos generales y un resultado positivo eran el eje central que movía a las organizaciones

Sin embargo, frente al nuevo escenario de menor demanda, precios a la baja, mayor y feroz competencia algunas de estas inofensivas insuficiencias se tornan ahora centrales y en algunos casos, como la siguiente limitación u obstáculo que las compañías deben sortear para continuar jugando en sus ligas respectivas

Las nuevas situaciones han puesto la plataforma de transparencia que ha hecho emerger lo que anteriormente quedaba escondido en los resultados promedio:

  • Problemas de relaciones entre ejecutivos que se manifiestan ahora que es necesario resolver problemas que afectan a las distintas áreas
  • Dificultad para tomar decisiones que involucran y consideran la participación de todo el equipo ejecutivo (reducción de personal, eliminación de beneficios, reducción de costos y gastos, externalización de procesos y servicios)
  • Dificultad cada vez mayor para implementar estrategias y tácticas de manera efectiva en todos los frentes de una compañía
  • Incapacidad para motivar gente en un entorno donde ya no es posible dar bonos de desempeño, ni incentivos económicos tradicionales
  • Imposibilidad de abrir conversaciones difíciles, tales como: declaración de bajo desempeño, evaluaciones sobre la forma de trabajar, retroalimentación sobre prácticas que generan desperdicio o tensiones, etc.
  • Dificultad para generar una respuesta potente, alineada y sólida de toda la organización a los embates de la competencia, requerimientos de eficiencia, creación de nuevas ideas y productos, cambios en el modelo de operación de una compañía

El nuevo escenario (nivel de actividad menor, resultados inciertos) han puesto en jaque a algunas compañías que requieren ahora responder (aprender con suma urgencia) más con leadership que con management a los desafíos de negocio

 

¿Algún caso que conozcan o que esté representado en esta caracterización?

Por favor, compártanlo para complementar estas observaciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s