Rescate de los 33 Mineros – ¿Qué Podemos Aprender?

rescatista

Hoy es un día muy especial no tan sólo para los chilenos, sino para todo el mundo. Mil millones de personas han presenciado el rescate de los mineros atrapados en las profundidades de la tierra (cercanos a los 700 mts.)

Poniéndonos en los zapatos de cualquiera de los actores principales de esta situación (mineros, autoridades, expertos, opinión pública, gobierno) bien pudo ser una catástrofe pues un rescate efectivo en tales condiciones no estaba en el espacio de posibilidades conocido

Por lo anterior, y reconociendo que es una “acción efectiva” sin precedentes, la pregunta central es:

¿Qué podemos aprender de este rescate?

Esta pregunta se la hizo Eugenio del Hoyo, un ejecutivo de un TELCO relevante en México y generó una conversación valiosa con su red social de Facebook, de la que comparto aquí sus reflexiones y respuestas que me sirvieron de inspiración:

  • El valor de la vida … que ahora lo tenemos tan menospreciado
  • La fe y la esperanza que tuvieron de ser rescatados, sobre todo en los primeros 17 días en que se encontraban solos
  • La paciencia que tuvieron en los 69 días
  • El mantener el buen animo ante la adversidad
  • El trabajo incansable de quienes prepararon el rescate
  • La valentía de los rescatistas dispuestos a arriesgar su vida por la de los demás
  • La fortaleza de las familias que no perdieron la esperanza
  • El amor de un niño por su padre y la inmensa felicidad que sintió al recuperarlo

Algunas respuestas de su red que complementan sus observaciones:

  • “la esperanza es lo último que muere” y “la unión hace la fuerza”
  • La organización y la disciplina que se autoimpusieron, habla de un gran respeto entre ellos mismos
  • Que en condiciones de adversidad el ser humano pierde todo lo “malo” que aprendemos: credo, partido politico,raza,nacionalidad ,estatus social,etc., para ayudarse unos a otros y mantenerse unidos
  • Que en ocasiones la salida no depende de nosotros , sino de la voluntad de poder esperar a los que nos quieren ayudar pero no escuchamos
  • nyt

Con la emoción demasiado a flor de piel siento que la oportunidad que se nos presenta es tomar éstas y otras reflexiones para fortalecernos y ser más efectivos en situaciones de crisis, desastres y situaciones adversas en cualquier ámbito de nuestras vidas (trabajo, familia, relaciones, proyectos personales)

Así que celebremos este final feliz, aprendamos y démosle nueva perspectiva a nuestra vida y manera de enfrentarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s