Charity: Water – Un Gran Ejemplo de Compromiso y Efectividad en el uso de Redes Sociales

Leyendo la edición 1 de McKinsey Quarterly 2011, di con un artículo que toma un extracto del libro Dragonfly Effect, que habla de cómo utilizar las redes sociales de manera efectiva en el mundo de los negocios cuyo foco es mostrar que pequeños actos pueden hacer grandes transformaciones en el mundo, utilizando la plataforma social

Uno de los aspectos centrales de los que habla el libro es que uno de los pasos básicos para tener éxito en una iniciativa que sea adoptada socialmente, es la capacidad de producir engagement con la gente (clientes, audiencia, red). El ejemplo que utiliza para mostrar un ejemplo de cómo lograr esto, es el caso de Charity: Water

Esta organización sin fines de lucro, ofrece una buena, y yo diría hermosa, perspectiva de la forma de emprender a escala mundial utilizando, entre otras, las redes sociales de una manera muy efectiva

El caso habla de Scott Harrison, un muchacho de 28 años que estaba en la cúspide del tradicional concepto del “éxito”. Tenía un negocio de promoción de modas y clubes nocturnos y era rico. Sin embargo, consideró que su vida era vacía y sin sentido y dejó su actividad

Se fue como voluntario a trabajar en un hospital flotante (barco) que entregaba servicios médicos gratuitos en los países más pobres. Sirvió como fotógrafo y periodista en el barco para cubrir las experiencias de servicio. Con su cámara pudo registrar y “entrar en contacto” con un mundo completamente nuevo en el que muchísima gente llegaba con diferentes enfermedades y afectaciones (tumores, descomposición de partes de su cuerpo por bacterias, entre otras), todas ellas generadas por la falta de “agua limpia y sanitizada para beber”

Luego de 8 meses, regresó a Nueva York, pero no a su antigua vida, sino que en 2006 lanzó su iniciativa, empresa sin fines de lucro, para dar acceso y llevar agua limpia y potable a las comunidades más pobres

A continuación, y producto de evidencia gráfica, logró mostrar el problema de fondo y fundamentarlo (identificando que 1 billón de personas en el mundo no tienen acceso a este vital elemento en las condiciones adecuadas). Luego organizó diferentes formas de que la gente haga aportaciones, mostrando que con US$ 20 es posible abastecer de agua a una persona. Otras formas de apoyar que diseñó son entregando donaciones y convirtiendose en sponsor de proyectos

Lo demás fue demostrar, hacer público y visible el retorno de las donaciones así como permitir tecnológicamente (vía GPS, Google Maps y otras tecnologías) que los clientes vean los proyectos que se llevan a cabo en tiempo real, aliar a gente relevante, difundirse a través de las redes sociales y, a la fecha, recaudar más de US$ 20 millones y financiamiento para 3,962 proyectos de agua limpia

Sin duda alguna, una gran historia. Yo ya doné mis US$ 20 y los invito a conocer esta gran iniciativa y a hacer lo propio !

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s