Conflicto Ejecutivo – Amenaza Latente, Problema Mayor

conflicto

El conflicto entre ejecutivos de 1er nivel es algo bastante “común”.

Personalmente me he topado con situaciones de conflicto entre ejecutivos de primera línea en la mayoría de compañías que atendemos. Unos conflictos hacen más ruidos que otros, pero la naturaleza de la situación es la misma.

Razones sobran para que se genere: diferencias de opinión, celos, temor, competencia, favoritismo, estilos, etc.

Los síntomas de un conflicto entre ejecutivos de primer nivel, son evidentes:

  • Desacuerdo permanente, adquisición de posturas
  • Descalificación mutua (por lo general, en privado)
  • Resaltar los problemas del otro, culpabilizar de lo que ocurre y no ocurre
  • Nula colaboración y coordinación
  • Equipos de trabajo adoptan la causa y cierran filas contra el enemigo
  • El problema se traslada finalmente al líder de ambos (jefe)

Las consecuencias de un conflicto que se mantiene al primer nivel de la compañía, son devastadoras: desalineamiento estratégico, silos, ineficiencia operacional, costos ocultos y desperdicios, problemas que se vuelven comunes, incumplimiento de objetivos y metas

Si bien, la mejor manera de que no se generen conflictos ejecutivos es identificándolos y atendiéndolos a tiempo, una vez que se generan el desafío para el líder es “enfrentarlo”. Sin embargo, lo común es que los líderes hagan precisamente lo contrario: No intervienen !

Y lo que termina pasando es que el conflicto se enquista y se generan una serie de prácticas inauténticas para solapar el mismo, generar una apariente armonía e incluso de aparente acuerdo con la perspectiva del líder; pero los resultados y más aún “el cambio” no se da

El líder pierde una gran oportunidad de crecer como líder, generar enorme aprendizaje y producir un impulso de energía al desempeño de su compañía. El problema no es menor porque intervenir tiene implicaciones relevantes tanto en el tipo de relación que tiene personalmente con cada ejecutivo, como en la estructura de coordinación o riesgos que se pueden generar y, principalmente, el desgaste emocional que significará el esfuerzo

Definitivamente es un desafío de liderazgo y una capacidad que hay que desarrollar puesto que el liderazgo cuida principalmente la habilitación y generación de condiciones para que sus equipos trabajen en forma fluida, coordinada, colaborativa y con una visión común. No hacerlo tarde o temprano pasa la cuenta y es una donde todos pierden una gran oportunidad de aprendizaje e incremento de efectividad

Les dejo una reflexión de Mike Myatt del blog N2growth, que me inspiró a escribir este post.

Liga aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s