Plan de Negocios – Una Oportunidad para construir o destruir confianza

business_plan_sample_1

Últimanenteme he participado activamente en diversas conversaciones en las que es necesario construir y declarar un Plan de Negocios para el siguiente período. Ya sea por razones de conseguir financiamiento, determinar el crecimiento orgánico del siguiente período, establecer objetivos estratégicos, recuperar el volumen de actividad o consolidar la operación post-crisis (aunque lo de post sea discutible a la luz de las últimas noticias) o simplemente, prepararse para el futuro.

Y este ejercicio que bien puede parecer básico en el mundo de los negocios y una práctica estándar en las compañías que se precien de tal, es en la mayoría de las oportunidades un sueño guajiro sin fundamentos y que genera más desconfianza que ambición por alcanzarlo.

¿Y cuál es el problema con esto?

Todo ! Porque lo que está detrás de este ejercicio, ya sea la construcción de un Business Case para iniciar un proyecto o la presentación del Plan de Negocio de una Unidad de Negocio para el siguiente año, es el manejo de expectativas y la base para tomar acuerdos e invertir recursos tanto interesados (inversionistas, Planeadores, Directores Generales, Empresarios) como operadores

¿Cuáles son las principales fallas de estos Planes de Negocio?

  • La primera y, más importante, es que se han convertido en una “mentira aceptada” o torre de babel, un conjunto de buenas intenciones y expectativas infundadas, que llevadas a la industria inmobiliaria (real estate) y de servicios financieros generó la crisis financiera mundial de la que aún no estamos claros de haber salido. Y una crisis de confianza generalizada en el sistema financiero, que ha repercutido por igual en organizaciones, países y sistemas de gobierno
  • La segunda, y más visible en el plano de los negocios, es la de querer satisfacer, “a toda costa”, las expectativas del cliente central: CEO, Cliente Comercial, Inversionista, Influenciador, otro. Esta dimensión es la más frecuente y nociva en las organizaciones. Ya sea por temor, falta de convicción o por no hacer el trabajo de fundamentación (análisis de datos, generación de escenarios, evaluación de impactos, recomendaciones) las propuestas (y más aún, las conversaciones) se manejan en un nivel de superficialidad “peligroso” para el futuro
  • La tercera, es la desconexión de estos planes con la realidad operacional y, más aún, con el entendimiento, aceptación e incorporación de quienes hacen pasar estas “proyecciones”. Esto se ve en la falta de participación, manejo aislado y orientación de las funciones que realizan estos análisis. En otras palabras, se maneja más como una actividad de planeación que como un compromiso en el que se empeña el futuro de todos los involucrados

Así que junto con cambiar la perspectiva de la función y transformarla en un proceso de gestión que genere un compromiso fundamentado hacia un cliente, les comparto algunas recomendaciones de una especialista en revisar Planes de Negocio que buscan inversión para lanzar nuevas empresas

Ver liga aquí y son bienvenidos sus comentarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s