overwhwelmed.gif

Es posible identificar en las empresas, un estado de ánimo tal que cuando la gente lo observa en algún actor, hacen referencia a él como: “.. se lo tragó la operación”, (otras expresiones”.. se lo chupó la bruja”), haciendo referencia a quienes están absortos lidiando con las coherencias e incoherencias de algún proyecto, área o función para dar resultados

 

¿Por qué nos interesa hablar de estados de ánimo y en particular de éste?

Los estados de ánimo, son una dimensión constitutiva de los seres humanos. Es decir, no podemos abstraernos a ellos, ni controlarlos como algo sobre lo que tenemos influencia. Por el contrario, son los estados de ánimo quienes nos gobiernan mucho antes de que nos demos cuenta

Y, como son una parte central de la ecuación de ser humano, necesitamos al menos sensibilizarnos a sus estados de ánimo porque en gran medida son causa de nuestra ineficiencia e inefectividad diaria

 

El estado de ánimo de agobio operativo, se presenta en todo tipo de actividad. No es propio de ambientes manufactureros o  especifico de determinadas industrias. Algunas características de la persona que vive en este estado de ánimo, son:

  • Presentan alto nivel de ansiedad ante conversaciones que no están en el foco de sus urgencias inmediatas. Lo que dificulta involucrarlos en otras iniciativas
  • Son poco tolerantes e interrumpen las conversaciones o se desconectan si el tema no es de su interés
  • Tienden a descalificar lo que no está en su espacio de control y/o a mostrarse como víctimas de la situación o de nuevas ideas
  • Hay poca claridad en sus conversaciones; es decir, quieren y necesitan hablar pero no articulan con claridad sus preocupaciones, ideas, comentarios y fundamentos
  • Polarizan las conversaciones con una excesiva orientación hacia la acción que no siempre es el punto de la conversación
  • No tienen preguntas respecto a la dinámica de su trabajo y efectividad, simplemente están inmersos en ella haciendo lo que pueden

 

Una consecuencia típica de lo anterior, es que el individuo presa de este estado de ánimo se aisle del resto de manera natural. Es decir, porque él no ve al resto como su red para resolver las demandas y contingencias de su “apremiante situación” o porque al resto se le dificulta lidiar con este estado de ánimo en el que la persona se encuentra (“o está atrapado”) y/o lo perciben como no abierto a recibir ofertas de ayuda

Si este fenómeno se presenta en los niveles altos de la organización, hay consecuencias significativas para el negocio ante la imposibilidad de alinear esfuerzos, articular una estrategia, orientar la organización hacia un foco específico, definir criterios de efectividad, asignar recursos y definir prioridades en el tiempo, entre otros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s