Capacidad de Escuchar – Una Competencia Fundamental en los Negocios

1330111539350-Listening.jpg

Escuchar es una habilidad muy poco desarrollada en nuestra formación educativa. El énfasis principal está puesto en educar el hablar y el escuchar es pasivo

Sin embargo, la capacidad de escuchar es un pilar fundamental en los negocios por cuanto habilita o deshabilita a las organizaciones en su misión de adaptarse a los cambios del entorno y, un paso más allá, inventar el futuro anticipándose a las futuras demandas y requerimientos de clientes y mercados

Un buen indicador de entrada a cualquier organización respecto al nivel de competencias para escuchar es la pregunta:

  • ¿Qué está haciendo la gente aquí?
  • ¿Cuáles son las posibilidades sobre las que actúan?
  • ¿Qué acciones se quedan fuera de este espacio?

En esta perspectiva estaba leyendo un artículo en el blog de tecnología TechCrunchen el que se presenta una encuesta en comunidades de trabajadores de la información (gente de la industria de TI), que me trajo la reflexión del escuchar. En la encuesta se reconoce la proliferación del uso de Teléfonos Inteligentes (Smartphones), Tabletas (Tablets) y Computadoras Ultra Livianas (Ultralights) en los lugares de trabajo; aún y cuando una buena parte de estos son adquiridos por el propio trabajador, en lo que se caracteriza como la tendencia BYOD (“bring your own device”) de la era post PC (que no significa la desaparición de las PC´s)

El punto central aquí es que aún y cuando una buena parte de esta población de trabajadores utiliza 3 ó más dispositivos en su trabajo, las áreas internas de TI no han evolucionado en consistencia con las nuevas prácticas de sus clientes (internos y “cautivos”)

La complejidad de procedimientos para conseguir autorizaciones para la compra de estos dispositivos; así como los temores (y hasta mitos) sobre los potenciales problemas de seguridad en el uso de ellos, entre otros, son obstáculos para que rediseñen sus procesos de trabajo y puedan incorporar servicios consistentes no sólo con el soporte de estas nuevas prácticas sino el liderazgo en la diseminación valiosa de las mismas en los frentes de negocio donde hagan una diferencia

Para mi, otro ejemplo clarísimo de incompetencia para escuchar, en este caso específico, lo obvio. Es decir, lo que igual ya está ocurriendo

 

Ver la liga al artículo (en inglés) aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s