Todos necesitamos un buen Coach para lograr hacer la Diferencia

Tenista.jpgManager.jpg

Yo me declaro fanático del Tenis como deporte. Esta caracterización de mí mismo, como “fanático”, la baso en que me paso unas 10 horas a la semana jugando o practicando y otras tantas (o más) viendo partidos y síntesis de los diferentes torneos de la ATP (tengo una suscripción anual al Canal TennisTV en mi Ipad)

Pero cuando se trata de efectividad en el tenis debo admitir que tengo mucho camino que recorrer. Y es aquí donde entra el fenómeno del aprendizaje al que me quiero referir haciendo la liga con el Management

Alcanzar un desempeño promedio en cualquier disciplina, se logra bastante bien poniendo el cuerpo en el dominio y practicando lo suficiente. Sin embargo, alcanzar un nivel superior de efectividad no es algo que se pueda lograr sólo, haciendo más de lo mismo o con más ganas

En los últimos dos  meses he estado tomando clases sistemáticamente con un maestro que me ha ayudado a mejorar notablemente la efectividad de mis golpes, cambiar mi entendimiento general sobre el juego y lograr un rendimiento mayor con el mismo esfuerzo. Todo esto aunado a un incremento significativo en mi motivación por este maravilloso deporte

De la misma manera ocurre con el trabajo de un Manager Senior, quien tiene la responsabilidad de lograr objetivos y resultados relevantes a través del desempeño individual y colectivo de un grupo de personas

En esta perspectiva cabe preguntarse también:

  • ¿Qué produce el ejecutivo con sus intervenciones (tiros en el tenis)?
  • ¿Cuál es el juego que está tratando de jugar con su gente?
  • ¿Cuál es el nivel de efectividad que logra en relación al esfuerzo personal que despliega?

Producir un boost (salto) en el desempeño de un ejecutivo no se logra sin el apoyo de un Coach que lo ayude, en una  primera etapa, a reflexionar sobre el entendimiento actual de su rol y, posteriormente, a modificar, ajustar, e incorporar  nuevos hábitos y prácticas que le permitirán alcanzar nuevos niveles de desempeño y efectividad en su gestión con el mismo o incluso menor esfuerzo

Y, lo más importante, conseguir un nuevo nivel de satisfacción y motivación personal en su misión como ejecutivo

En el Tenis, ¿Qué tal el caso de Andy Murray en Wimbledon 2013?

Este torneo lo ganó haciendo precisamente cosas diferentes al pasado con el apoyo del gran Ivan Lendl

Porque como dijo Joel Barker, “cada vez que cambian los paradigmas (avances tecnológicos, redes sociales, nuevos modelos de negocio, nuevas generaciones) todo vuelve a cero”, es que aprender es precisamente una profesión en sí mismo y el Coach como catalizador es un rol central en el proceso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s